Artículo

La virginidad ¡NO es sólo cosa de mujeres!

Diana ha estado nerviosa desde que tuvo relaciones sexuales por primera vez con Mateo.

Ella había escuchado que las mujeres sangran cuando pierden la virginidad y que es doloroso, pero ¡ella no sangró ni sintió dolor! 
¿Cómo es posible? Se supone que ella tiene un himen (Es una membrana frágil y delgada que recubre la parte de la entrada de la vagina.) que debe romperse y por eso es que debería sangrar y eso debió haber dolido. Diana está muy confundida porque, aunque está tranquila con haber perdido su virginidad, no es cómo se lo había imaginado. ¿Será que realmente no perdió su virginidad?

Diana está muy preocupada porque cree que puede haber algo mal en ella. Tampoco quiere que se entere todo el mundo de que perdió la virginidad, ¿será que eso se nota? ¿Y si le hacen un examen médico? Diana decidió consultar con Patricia, su mejor amiga. Ella le mostró la página de Sexperto.co, donde encontró mucha información al respecto.

¡Fue un alivio para Diana darse cuenta que su situación era completamente normal! Patricia le contó cómo ella también antes creía que el himen se rompía siempre que se perdía la virginidad, pero que ya sabe que esto no es cierto porque el himen de todas las mujeres es diferente. Puede romperse más fácilmente para algunas personas, ¡incluso haciendo ejercicio! O puede no romperse, sin importar si se hayan tenido relaciones sexuales o no. 

Diana también aprendió que el himen se encuentra en la entrada de la vagina. Fue muy impresionante darse cuenta que incluso la forma como pensaba sobre la virginidad era como algo que principalmente las mujeres perdían. ¡Los hombres también pierden su virginidad! ¿Por qué siempre se habla de la virginidad de las mujeres? Esto sólo le demostraba a Diana que hay muchos mitos en torno a la virginidad y que no es solamente un asunto de mujeres. Tampoco nadie va a notar si ella es virgen o no, ni siquiera un examen médico puede determinar eso.

Diana decide hablar con Mateo sobre todo lo que aprendió y él le cuenta que siempre le había parecido extraño que supuestamente fuera posible “examinar” si una mujer pierde la virginidad pero no en los hombres, es como si fueran sólo las mujeres las que dejaran de ser vírgenes lo cual a Mateo le parecía absurdo. 

Él se sintió aliviado que Diana no hubiera sentido dolor, también que su novia reconociera y hablara con él sobre cómo su primera vez fue una experiencia importante para los dos. Mientras hablaban sobre esto se encontraron con Camila, una compañera del colegio. Camila les contó que sus dos mamás le enseñaron todos los mitos de la sexualidad y que hay otro mito que muchas veces no se discute: perder la virginidad no solamente implica penetración entre un pene y una vagina. 

Diana recordó haber leído que efectivamente, la virginidad es tener relaciones sexuales por primera vez y que estas relaciones pueden ser vaginales, orales o anales. Todo depende de cómo cada persona entienda su virginidad. Diana les compartió a sus compañeros la página web de Sexperto.co, ¡hay tantas cosas que querían saber de sexualidad y por fin encontraron una fuente de información segura!

Agenda una cita

¿Te quedaron más preguntas?¡Agenda tu cita ya!
Agendarás una consulta de anticoncepción con un médico o enfermera.

Descubre cómo

Infórmate acerca de sexo

Mira articulos relacionados que te pueden interesar

X
X
X
X
X
X