Caso

¿Qué es la interrupción voluntaria del embarazo (IVE)?

La interrupción voluntaria del embarazo (IVE) es detener el embarazo mediante el uso de procedimientos médicos y medicamentos.

Pero para que éste sea considerado, es preciso tener en cuenta varias consideraciones:

En primer lugar, desde el año 2006, la Corte Constitucional Colombiana mediante la Sentencia C-355 reconoce la IVE como un derecho fundamental de las niñas y mujeres; pero para que este derecho se reconozca como tal y se pueda hacer la interrupción, es necesario tener en cuenta tres situaciones puntuales:
  1. Que el embarazo represente peligro para la salud y la vida de la mujer, certificado por un médico.
  2. Que exista una malformación grave del feto que haga inviable su vida, certificado por un médico.
  3. Cuando el embarazo sea el resultado de una conducta, debidamente denunciada, constitutiva de acceso carnal violento o acto sexual sin consentimiento, abusivo o de inseminación artificial o de transferencia de óvulo fecundado no consentidas, o de incesto. (Incesto es la práctica de relaciones sexuales entre miembros de la familia.) 
Esto quiere decir que para acceder a la IVE se debe cumplir con alguna de estas situaciones, pero esto no implica que se obligue a la mujer a ello, es decir, que la interrupción del embarazo es una opción si así lo desea.

Además, antes de recurrir a la interrupción voluntaria del embarazo, es importante que la mujer conozca que tiene otras opciones como la de continuar con la gestación y la crianza; recibir asesoría y acompañamiento sobre todas las inquietudes que pueda tener para que así tome la decisión que considere adecuada para sí misma, sin que su decisión se vea afectada o influida por otras personas o intereses.


Las mujeres menores de edad al igual que las mujeres con discapacidad, que cumplen con alguna de las tres situaciones en las cuales está permitida la interrupción voluntaria del embarazo, también pueden optar por esta opción con las asesorías pertinentes y la atención en salud necesaria para tal caso, de manera que su salud se mantenga en buen estado antes, durante y después de la IVE. 

Es importante mencionar, que aunque sean menores de edad o tengan alguna discapacidad, las mujeres pueden acceder a este derecho sin que sea necesario el consentimiento por parte de sus padres, tutores o cualquier persona que actúe en su nombre.

La IVE está incluida dentro del plan obligatorio de salud y todas las instituciones de salud, tanto públicas como privadas, laicas o confesionales, que presten servicios relacionados con el cuidado de la salud de las mujeres gestantes y que reciban recursos del Estado, están en la obligación de prestar este servicio. 

Es importante que tengas en cuenta que la interrupción del embarazo fuera de las tres situaciones que te hemos mencionado, no está permitida en Colombia. También es necesario saber que dentro de las instituciones puede suceder que algunos de los profesionales pueden ejercer la objeción de conciencia, es decir que por convicciones morales, religiosas o filosóficas, tienen el derecho de no intervenir en la IVE, pero esto no debe ser un obstáculo para que una mujer pueda acceder la interrupción voluntaria del embarazo. Ya que la institución está en el deber de garantizar el derecho ya sea remitiéndola con otro profesional o institución. 

En todo caso, todas las mujeres pueden acceder a este derecho siempre y cuando se cumpla con los requisitos indicados por la ley y se cumplan todas las condiciones que garanticen el bienestar y salud de la mujer en todos sus aspectos, así como el reconocimiento de sus opciones y su posibilidad de decidir libremente.

¿Te surgen dudas? Te invitamos a consultar los siguientes contenidos acerca del tema:

Agenda una cita

¿Te quedaron más preguntas?¡Agenda tu cita ya!
Agendarás una consulta de anticoncepción con un médico o enfermera.

Descubre cómo

Infórmate acerca de sexo

Mira articulos relacionados que te pueden interesar

X
X
X
X
X
X